L'Escola de Vida

Av. Barón de Cárcer, 37, 5º, 18ª
46001 Valencia
Tel. 96 392 59 17
E-mail:pnl@escoladevida.com

Visita Virtual
Noticias
Master en HIPNOSIS ERICKSONIANA.
4ª edición. Curso especializado, avalado por la AEPNL. Inicio: 25 de Septiembre de 2015. -MATRÍCULA ABIERTA-
TRAINER
7ª Edición. Avalado por la AEPNL. Inicio: 11 de Septiembre de 2015. MATRÍCULA ABIERTA
MASTER PRACTITIONER
15ª Edición -Nivel Avanzado de PNL-. Avalado por la AEPNL. Inicio: 18 de Septiembre de 2015. -MATRÍCULA ABIERTA-
PRACTITIONER
35ª Edición -Primer Nivel de PNL-. Avalado por la AEPNL. Inicio 23 de Octubre. -MATRÍCULA ABIERTA-

Master en HIPNOSIS ERICKSONIANA.

4ª edición. Curso especializado, avalado por la AEPNL. Inicio: 25 de Septiembre de 2015. -MATRÍCULA ABIERTA-
Enviar email a un amigo con enlace a este artículo Last updated Thu, 07 May 2015 13:37:51 +0200



Cursos Avalados por la AEPNL 2015-2016- Matricula abierta

Empieza el período de inscirpciones para los cursos que impartimos en L'Escola de Vida avalados por la AEPNL y que se iniciarán a partir del mes de Septiembre.

Os informamos que si os inscribís antes del 1 de Junio podéis beneficiaros de una interesante bonificación.

Os facilitamos los diferentes enlaces para que podais ampliar la información respecto a contenidos y aprendizajes:

Practitioner: http://www.escoladevida.com/index.php?cms_id=256&&

Master Practitioner: http://www.escoladevida.com/index.php?cms_id=257&&

Trainer's Training: http://www.escoladevida.com/index.php?cms_id=258&&

Master en Hipnosis Ericksoniana: http://www.escoladevida.com/index.php?cms_id=259&&

Todos los cursos son impartidos por Maria A. Clavel y Maria Máñez, socias didactas de la AEPNL: http://www.escoladevida.com/index.php?cms_id=254

Confíamos que esta información os sea útil y nos podamos conocer personalmente.

Quedamos a vuestra disposición para cualquier duda o consulta que os pueda surgir, así como para ampliar información que consideréis necesaria.

¡Adelante, la aventura nos espera!

 

 

Enviar email a un amigo con enlace a este artículo Last updated Fri, 08 May 2015 12:15:15 +0200



CRISIS, LIDERAZGO y PNL

Cada vida en este momento es el resultado de cada una de las decisiones tomadas en momentos del pasado, cada vida está condicionadas por las propias creencias, hábitos y comportamientos impulsados por la fuerza de nuestras emociones. Aunque nuestra vida nos pertenezca no significa que sea gratuita, es nuestro deber y nuestro derecho el ganarla y llenarla de significados que nos hagan sentirnos dichosos por vivirla.

 
Albert Enstein dijo: “No pretendamos que las cosas cambien si siempre hacemos lo mismo. La creatividad nace de la noche oscura. Gracias a la crisis nace la iniciativa de cambio, los descubrimientos y las grandes estrategias. Quien supera la crisis se supera a sí mismo. Por el contrario quien atribuye a la crisis sus fracasos y penuria violenta su propio talento y respeta más a los problemas que a las soluciones. La verdadera crisis es la crisis de la incompetencia. Sin crisis no hay desafíos, sin desafíos la vida es una rutina, una lenta agonía. Damos lo mejor de nosotros mismos cuando afrontamos desafíos. Hablar de crisis es promoverla, y callar en la crisis es conformismo. En vez de esto trabajemos duro. Acabemos de una vez con la única crisis amenazadora, que es la tragedia de no querer luchar para superarla”


Entiéndase que luchar en este contexto significa no dejarse vencer por las llamadas "crisis". Una vida sin crisis no es una vida como tal, las crisis son procesos naturales, forman parte del crecimiento, son los fractales de nuestra evolución y expansión, como los latidos del corazón, nos ofrecen la posibilidad de tomar conciencia y Saber para mejor Ser. Una toma de conciencia que empieza por comprender que todos somos líderes de nuestra propia vida, somos los que tomamos las decisiones con respecto a cómo queremos que sea, de cómo queremos conseguirlo, que rumbo darle y con quienes  queremos compartirla.
Nadie nos dijo que liderar nuestra propia vida fuera tarea fácil,  a la gran mayoría de las personas no se nos ha educado bajo este paradigma por lo que el reto es doble: desaprender lo aprendido para aprender algo nuevo como, por ejemplo, que uno es líder de su propia realidad porque es quien la construye a partir de saber cuáles son sus sueños, sus deseos y esperanzas, saber lo que es importante para sí mismo, en definitiva sabe que todo lo que tiene merece su propio esfuerzo, que le dignifica y ennoblece, sabe de sus limitaciones y de cómo trascenderlas, por lo que las crisis las considera oportunidades para evolucionar, expandirse e innovar.


“La innovación es lo que distingue al líder ”. Steve Jobs.


Tener plena conciencia de que uno es el líder incuestionable de su propia vida requiere  saber reconocer que los demás lo son de la suya también aunque se comporten como si no se lo creyeran. El líder cree para crear algo diferente si lo que hay no le gusta ni le conviene porque suele estar más enfocado en comprender el presente y diseñar el futuro que en entender el pasado. Está dispuesto a efectuar cualquier cambio personal porque sabe que no es un asunto de coleccionar conocimientos ni de erudición, no se trata de teorizar, se trata de actuar siendo el mensaje, aún a sabiendas de que lo que  esté haciendo no es perfecto, aún a sabiendas de que el mismo mundo le va juzgar y le va a retar cada vez más, porque así, aceptando sus desafíos, es como obtiene la posibilidad de lograr superar sus propias limitaciones, la mayoría de las cuales son absolutamente mentales. Para todo ello el líder cuenta con al menos tres energías arquetípicas del héroe que,  como dice Joseph Campbell en su obra "El héroe de las mil caras", lo definen como tal: La Fuerza, La Ternura y El Sentido del Humor. Sin la Fuerza deja de inspirar confianza y respeto, sin la Ternura no empatiza y sin Sentido del Humor le es imposible motivar a nadie.


Por otro lado Robert Dilts define al líder como alguien con habilidades para gestionar sus cuatro áreas de influencia: (1) ser el mensaje (YO) en quién se convierte haciendo lo que hace y de la manera que lo hace. (2) los Otros (Relaciones) pues siempre va necesitar aliados y amigos para lograr (3) sus Logros y Expectativas (Objetivos) y las consecuencias de sus acciones sobre el sistema al que pertenece (4) (Visión Sistémica).
Todo ello nos lleva a nuestro mundo emocional, pues si antes no sabíamos para qué servían las emociones, ahora constatamos que sin ellas no tomaríamos nunca decisiones. Si sólo contáramos con la razón, no decidiríamos nunca nada, dada la complejidad de información de la vamos disponiendo cada vez más. Por otro lado, cabe tener en cuenta que las decisiones puramente racionales no responden a las necesidades emocionales. La sabiduría emocional es también muy compleja ya que el ser humano es el único animal que es capaz de mezclar diversas emociones al mismo tiempo. Por todo ello para tomar sabias decisiones, como líder de tu propia vida, te conviene cultivar el arte de llevarse bien contigo mismo y reconocerte un ser emocional capaz de cambiar las cosas. Vivir toda esta laberinto requiere estar muy centrado en uno mismo y saber lo que se quiere y cómo se quiere, teniendo bien presente que sólo no lo va a poder lograr, que precisará colaboradores y aliados, por lo que le conviene adquirir habilidades de comunicación, y así es como influirá en su entorno, mostrándole al mundo un modelo de liderazgo para sacar provecho de la crisis en beneficio de todos. 


“Un gran líder es el que puede ayudar a otros a descubrir su potencial por sí mismos”. Bo Bennet


Ser experto en PNL implica ser líder porque uno se puede presentar como alguien a quien su vida le está funcionando, es un modelo en acción permanente de “cómo hacer que las cosas funcionen“ (con crisis o sin ella). La PNL no es un aval para que tú seas un especialista en liderar tu vida, es sólo una guía para que tú mismo seas tu propio aval.

 

María A. Clavel Álvaro- Socia Didacta (ACCU/0058)

L'Escola de Vida®  www.escoladevida.com

Bibliografía: Liderar con PNL. J. O’Connor. Ed. Urano. Deja de ser tú. Joe Dispenza Ed. Urano. Groucho y yo. Groucho Marx, Ed.Tusquets. Liderazgo Creativo. Robert Dilts. El hombre en busca de sentido. Viktor Frankl, Ed. Herder.  Tú eres Dios y tu marca personal tu religión. Ecequiel Barricart,  Alienta Editorial.
Filmografía: Yo, Robot de Alex Proyas (2004) basada en un relato homónimo de Isaac Asimov.  ¡Qué bello es vivir! de Frank Capra, Mi vida sin mi de Isabel Coixet. Avatar de James Cameron.

Enviar email a un amigo con enlace a este artículo Last updated Thu, 28 May 2015 20:00:50 +0200



Inteligencia Social y PNL

 

La finalidad de la Comunicación es
dejar a la otra persona mejor que te la encontraste”. (Principio de la PNL)

Hablar de Comunicación Eficaz con PNL es hablar de mantener una actitud orientada hacia el bienestar de las personas, empezando por la manera en que uno se habla y se trata a sí mismo. Así   es como vamos desarrollando la  Inteligencia Social, habilidad innata de todos los seres humanos que supone que en sí misma un gran reto porque, como todas las demás habilidades, requiere ser  pulida constantemente en la medida que nos relacionamos con el mundo que nos rodea, lo que nos hace madurar emocional e intelectualmente.
Todo lo contrario es lo que pudiéramos llamar la Comunicación Tóxica, entendida también como vírica o violenta, que, vista de cerca, se basa principalmente en los Juegos Psicológicos (Eric Berne, 1954) donde se turnan el poder de manipulación y sometimiento entre  tres roles intercambiables que se dan en las interacciones: el quejumbroso (actitud de minusvalía y víctima), el acusador  (perseguidor de culpas) y el  justificador (salvador o rescatador).

 

"Para bailar el tango se precisan dos." (Popular)

Generalmente las personas utilizan los JJ.PP. para conseguir lo que quieren y no se atreven a pedirlo abiertamente. Son los hilos que entretejen un enmarañado modelo de comunicación en el que presumiblemente alguien tiene que "perder" para ganar el otro, más propio en un ring de boxeo donde el que más fuerte golpea más aplausos recibe  que en el contexto de agraciarse la confianza y el afecto de las personas. ¿Qué sentido tiene el que tú tengas que perder para que yo gane?, ¿Qué es lo que se gana y qué es lo que se pierde, realmente?, y, en cuyo caso ¿Cuánto tiempo tarda en aparecer el resentimiento cuando anteriormente se han recibido un trato humillante?, de pronto la víctima se convierte en vengador y vuelta a empezar.
Llegado a este punto uno ya puede apreciar el poder destructivo de estos jueguecitos que se basan en tres características que los definen: una es que se aprenden en el mismo núcleo familiar, perpetuándose al ir pasando de generación en generación. La segunda es que son inconscientes, lo que facilita el que uno pueda verse enredado en alguno de ellos en más ocasiones de lo que deseara. Y la tercera es que ninguno de los jugadores gana, todos pierden. Todas ellas van generando  pensamientos, sentimientos y comportamientos víricos que contaminan cualquier relación por mucho y bueno que prometiera en un su inicio.
La Inteligencia Social es un patrimonio natural del ser humano que vale la pena cuidar, requiere aprender sobre uno mismo y sobre los demás para ir detectando ciertos patrones:


"Cuando señalas con un dedo al otro, tres te señalan a ti." (Popular)

a)    Las personas que viven encontrando siempre culpables, señalando los errores ajenos sin saber ver los propios, incapaces de una autoevaluación y autocrítica honestas que les permita cambiar el rumbo hacia una actitud más acertada.

"La queja es como una mecedora, te entretiene pero no te lleva a ningún lado" (Popular)

b)    Otras encuentran en la queja un instrumento de minusvalía muy útil que le aporta la atención y la complacencia de los otros, evitando de ese modo el riesgo que supone salir de su zona de confort.
"En comunicación no hay errores, sólo resultados" (Presupuesto de la PNL)

c)    Y por último también están aquellas personas que viven los errores (propios y ajenos) como "defectos" que hay que "disculpar", hay que justificar , viven en el afán de rescatar a todo el mundo de sus propios "defectos" y se generan en sí mismas la  necesidad de sentirse necesitadas. 


 “Trata a un hambre como lo que es y lo seguirá siendo.Trátalo como puede llegar a ser y lo será”  (Aldoux Housley)

Todos hemos transitado a través de estos juegos a lo largo y ancho de nuestra vida, (muchos todavía andan enredados en ellos, incluso los hay que no se desenredan nunca),  y corremos el peligro de contribuir a perpetuarlos a menos que tomemos conciencia de ellos y nos disciplinemos en conseguir resultados más satisfactorios. La PNL nos enseña a cómo estar atentos a ciertas señales víricas y nos muestra las estrategias y habilidades para que las interacciones fluyan amable y respetuosamente, ya que nuestra salud emocional depende en gran parte de ello.
En el caso de que se  quisiera cultivar la Inteligencia Social  podría resultar muy útil ser consciente de ello y activar los antídotos para neutralizar dichos virus. Para ello propongo, por caso:


a)    Evitan apelar a la culpa para reconducir cualquier situación escabrosa o incómoda, ya está más que comprobado que, además de ser poco útil, puesto que no aporta soluciones desde ganar/ganar, genera una actitud de menosprecio por el otro que, tal vez y en otra ocasión, más adelante, se pudiera necesitar de su colaboración en futuros proyectos. Por otro lado, mientras nos enredamos en culpar a alguien estamos desviándonos del propósito inicial, de hecho muchas persona la utilizan para escabullirse de la propia responsabilidad, por lo que cabe considerar que el antivirus para la culpa pudiera ser la responsabilidad, dícese "habilidad de respuesta". Y puesto que la culpa también fomenta la mezquindad, quizás fuera conveniente agregar una pizca de generosidad  que promueve el apadrinamiento.

b)    Vigilar la tendencia habitual de quejarse . Uno no suele quejarse de la abundancia sino de lo que carece, cuando más se queja uno más sentimiento de carencia se genera. Y mientras se está orientado en las dificultades o problemas uno se va desenfoca de las posibles soluciones. Me atrevo a decir que el antivirus para la queja bien podría ser la gratitud. Agradecer lo que se ha logrado en lugar de quejarse por lo que todavía no se ha conseguido, es la clave para mantenerse en el camino correcto hacia nuestros objetivos, los logros generan nuevos logros, y tomar conciencia de ellos es la clave para dar sentido a la propia existencia.


c)    Prescindir de la justificación. La justificación es la aliada perfecta para vivir en una nube de autoengaño, quizá se piense desacertadamente que justificando los errores éstos se desvanecen por si mismos al tiempo que se trata de evitar las criticas ajenas y conseguir ser aceptado. Conviene estar atento a cuando uno siente la  necesidad de dar explicaciones, es como lanzar una cortina de humo, nos impide ver en qué punto se encuentra el proceso que precisa ser resuelto y enredarse en justificaciones no facilita las cosas.  También cuando salimos al rescate de otros, tratando de excusar sus conductas, conseguimos dos efectos poco ventajosos, por un lado con nuestra intervención nos arriesgamos a que el comportamiento errado del otro quede reafirmado y por otro lado también fuera posible el infravalorar  su capacidad de resolver por sí mismo. Podríamos decir, entonces, que el antivirus para la justificación es la aceptación de lo que se ha producido como consecuencia del equívoco y reemprender la acción para reajustarlo y reconducirlo de nuevo.
Se actúa con Inteligencia Social cuando se sabe escuchar, cuando se deja la crítica, la justificación y la culpa a un lado, y se está dispuesto a aprender tanto de los errores del otro como de los propios. Se trata, pues, de la habilidad que nos permite tener en cuenta al otro y no guiarnos solamente por nuestro interés personal; es la que disminuye nuestro afán de poder, la que nos hace más solidarios y la que nos hace más fácil la integración a un grupo.
Considero que cualquier momento es el mejor para que revisemos nuestro modelo de pensar sobre qué cosas valdría la pena reorganizar en nuestro bagaje social que nos proporcione una creciente satisfacción en nuestra vida de relación. Plantearse honestamente qué mensaje estamos transmitiendo para los resultados que estamos obteniendo y, sobre todo, cuán felices nos hace nuestra manera actual de estar en el mundo. Alguien dijo que no ser feliz es una disfunción de la mente, entendamos, pues, que todas las personas tenemos el derecho y la obligación de encontrar la manera de serlo, derecho para disfrutarlo y obligación porque somos mensaje para los demás. Entender que es aquí y ahora cuando más precisamos conectar con nuestros más elevadas aspiraciones de vivir una vida que valga la pena ser vivida, revisando nuestros objetivos y enfocándonos en ellos, compartiéndolos con aquellos aliados, amigos y colaboradores que nos están ayudando a alcanzarlos. Ahora más que nunca precisamos contactar con lo que podemos aportar a este mundo que va cambiando tan vertiginosamente que nos empuja a adoptar nuevos recursos para poder navegar en él y disfrutar en el intento.
La formación de PNL brinda los ingredientes específicos para el desarrollo de la Inteligencia Social que va más allá de las elementales habilidades sociales, abre un mundo de posibilidades, no solo para detectar los comportamientos tóxicos y virus mentales a los que estamos expuestos cotidianamente, sino a vacunarse definitivamente contra ellos. Tú mismo.

María A. Clavel Álvaro- Socia Didacta (ACCU/0058)
L'Escola de Vida®  www.escoladevida.com



Bibliografía: "Juegos en que participamos", Eric Berne, Ed. Integral. "Inteligencia Social" Karl Albrecht, Ed. Zeta bolsillo. "Elimina tus Virus Mentales", Donald Lofland, Ed. Urano.

Filmografía: "Amistades Peligrosas", Stephen Frears (1988). "Cadena Perpetua", Frank Darabont (1994) "La noche de los cristales rotos" Wolfgang Petersen (1991) "Durmiendo con el enemigo" Joseph Ruben (1991).

Enviar email a un amigo con enlace a este artículo Last updated Mon, 23 Feb 2015 13:09:01 +0100



P.N.L.: Enfocándose en la Salud

"La persona infeliz es blanco de toda clase de enfermedades"
(B. Larson "La salud es mucho más que no estar enfermo")

La salud no es un lugar o una cosa, ni siquiera es nada que puedas tocar, ver, u oír, la salud es un estado natural en el que para mantenerse en ella ni siquiera se precisa fuerza de voluntad, solo se precisa una actitud de saberse merecedor de  la genial capacidad curativa de nuestro cuerpo y una cierta habilidad para observarlo, respetarlo y cuidarlo, como quien cuida de su propiedad más preciada, lo que requiere una cierta sensibilidad para detectar qué cosas le sientan bien a uno y cuáles no. Y no me estoy refiriendo a lo que tomamos, comemos o bebemos, sino también a como manejamos nuestros pensamientos y la calidad de los mismos, como nos relacionamos con los demás, qué proyectos tenemos y como cuidar del entorno.

Por lo general pensamos en la salud cuando la hemos perdido, cuando nos sentimos enfermos, es entonces cuando hacemos promesas que apenas duran unos días (dependiendo de lo grave de la situación por la que se ha atravesado) de  mejorar nuestra dieta, hacer ejercicio y ser más amables con las personas de nuestro entorno, etc., para luego volver a los hábitos de siempre.

Tal vez esto se deba a que no contemplamos la vida desde la salud y su mantenimiento, sino desde la enfermedad  y su curación/evitación, que es lo mismo que decir que tratando de no enfermar me mantendré en salud. Y en realidad la cosa funciona mejor si ocupándome de la salud, le estoy dando menos oportunidades a la enfermedad. Es como que tratando de no colisionar con tu coche conduces angustiado y tenso, lo que te vulnera ante cualquier  percance lo que instalaría la angustia en tu vida de forma prácticamente permanente, al menos conduciendo. Por otro lado estar atento y confiado, velando por la seguridad vial de todos, refuerza lo buen conductor que eres, lo que te lleva a disfrutar más de ello. En la primera situación te estás enfocando en la evitación de lo peor, mientras que en la segunda te  enfocas en el disfrute de lo que estás viviendo en ese momento con una actitud de apostar por lo mejor.

Nuestra mente sigue el camino en el que le enfocamos, si queremos evitar la enfermedad pensará más en ella que en la salud, fomentando  el  temor y la obsesión por lo que podemos o no podemos hacer para no enfermar, en lugar de disfrutar de la salud y de idear nuevas estrategias para disfrutar más tiempo de ella. Se podría decir que evitar la enfermedad no te garantiza la salud, en cambio estar atento a tus pensamientos y creencias sobre la salud te da una cierta garantía de que la enfermedad la estás manteniendo a raya.

Comúnmente pueda que la enfermedad irrumpa en tu vida, así como suele hacerlo,  sin pedir permiso,(la muy entrometida), pero si tienes la actitud de enfocarse más en la solución que en el problema, realmente el problema tendrá solución, y lo que es más interesante, vivirás el proceso de manera asertiva, sacándole el máximo partido para aprender todo cuanto necesitas saber para seguir construyendo tu vida satisfactoriamente.

En absoluto es mi interés cuestionar la efectividad de la medicina, más bien lo contrario, pretendo ayudarla con la implicación mental y emocional del paciente para que su estado de salud se recupere más rápida y eficazmente, tomando conciencia de que su actitud influye enormemente en los tratamientos para su recuperación.

Se sabe más sobre los procesos para enfermar que sobre los que nos mantiene en salud. Puesto que no enferma el cuerpo sino la persona, contamos con un maravilloso repertorio de recursos,- (unos conocidos como el sentido del humor y la actitud asertiva, otros desconocidos ya que los utilizamos de forma inconsciente)-, para  ver en la enfermedad un desastre y otras lo traduzcan como una maravillosa oportunidad de cambio. Por consiguiente tanto la salud como la enfermedad son experiencias subjetivas y no se puede generalizar uniformemente cual es el mejor tratamiento, el mejor comportamiento o la mejor manera de estar sano, lo que está más claro y ampliamente investigado es que la calidad de los pensamientos influyen para orientarse hacia una o la otra.

Por otro lado, hay otros factores que cabe resaltar como, por ejemplo, saber el porqué quieres estar sano y cómo te verías a ti mismo viviendo saludablemente, lo que supondría que te tendrías que ocupar de qué hábitos cambiar y cómo hacerlo, incluso qué cosas de tu entorno cabría innovar para conseguir que la salud se instalara en tu vida, cambios que te facilitaran el  vivir gratamente contigo mismo.

La salud es positiva, y no significa renunciar a los placeres, surge de forma natural a partir del estilo de vida de la persona: dieta saludable, donde y como vive, con quien uno se relaciona y cómo se relaciona, etc. Es un proceso que va mejorando en la medida que se practica, y tiene mucho que ver con lo que se piensa y se siente, es un estado existencial que emerge desde la obligación y el derecho, ambos, de cuidar de uno mismo. En definitiva se trata de ser el dueño de decidir dónde pones tu atención, donde te enfocas, la vida solo tiene un fin: ser vivida, el cómo vivas la tuya depende en gran parte de ti, todo se aprende y cómo enfocarte en la salud y el bienestar…también. Tú mismo.

María A. Clavel Alvaro

https:// www.facebook.com/escoladevidapnl

Enviar email a un amigo con enlace a este artículo Last updated Wed, 02 Apr 2014 13:35:53 +0200



PNL y La Inteligencia Emocional


Desde que el Dr. Goleman publicó su libro allá por los 90, se ha escrito mucho sobre la Inteligencia Emocional, y miles de personas se han puesto en la tarea de transmitir no solo la filosofía que encierra sino también ofrecer actividades con este título para que las personas aprovechen las enseñanzas de autoconcepto que lleva implícitas. Todos nacemos con la legítima potestad de ser felices y de disfrutar de nuestra propia existencia mientras construimos nuestra vida, aunque, tal vez, a lo largo de los años, nos hemos ido despojando de ello como algo esencialmente propio, hasta el punto que ir diciendo públicamente que uno es feliz está considerado casi como una insolencia. Es por lo que han aparecido infinidad de programas y actividades de desarrollo personal ofreciendo diversas opciones de  aprender sobre la Inteligencia Emocional y crear procederes más efectivos de vivir, más acordes con nuestra propia naturaleza, y mantener lo que ella nos legó: salud, goce y disfrute  de la vida.
La PNL puede considerarse una de ellas ya que nos enseña como reconducir aquellos conceptos equivocados que nos hacen tomar acciones equivocadas y pasar a reconvertirlas y reajustarlas. Cuando aquí hablo de  goce y disfrute no me estoy refiriendo, a la comida y la bebida abundantes, o a las relaciones adictivas o tóxicas intensas, - todo lo cual suele resultar peligroso para nuestra salud y autoestima-, más bien indico el hecho de conectar con nuestras necesidades emocionales superiores de realización personal que nos aporta consistencia para desarrollar la Inteligencia Emocional con una comprensión más profunda de cómo poder crear una vida más satisfactoria, placentera y feliz.
Ser emocionalmente inteligentemente implica:


•    Saber navegar entre las diferencias. Lo diverso es divertido y es lo que hace que podamos entender y aceptar que no todos somos felices del mismo modo ni nos apasionan las mismas cosas, y el "apasionamiento" es una emoción tan fuerte que resulta el principal motor para decidir o elegir lo que queremos y también lo que no queremos. Todas las personas no se apasionan por las mismas cosas, ni en la misma intensidad, ni al mismo tiempo, ni siempre; lo que a una persona le hace feliz o realizada no funciona para otras, lo que a una persona le hace feliz ahora puede hacerla desdichada después, lo que antes le gustaba ahora le disgusta. La tarea de hacer que tu vida funcione óptima y oportunamente es propio de ti únicamente; cada cual utiliza las estrategias oportunas para sí mismo en una combinación única en momentos, circunstancia y contextos diferentes. Ninguna manera es mejor que otra, saber flexibilizar es estar explorando e investigando la mejor forma de funcionar en cada oportunidad y vivencia. El que una vez resultó bien, en la siguiente puede que ya no, porque uno no es el mismo (aprendió otras cosas desde entonces), las circunstancias no son las mismas (estaba lloviendo y ahora hace sol), los tiempos son diferentes (era más joven e ingenuo) y porque cada instante es sustancialmente distinto al anterior.


•    Dejar de perseguir la felicidad como si fuera nuestra zanahoria particular y vivirla, sentirla en el aquí y ahora. La Felicidad no es un lugar a donde uno tiene que llegar, sino, mas bien, es un estado interior, una emoción que emana de un sentimiento origen: la Gratitud. Estar agradecidos por lo que tenemos, lejos de ser conformismo, es una activación emocional interna que te lanza a la búsqueda de más experiencias que te aporten más motivos para   estar más agradecido todavía. Por lo contrario la queja, el rencor o el resentimiento nos aleja de ese genuino estado emocional llamado gratitud que tanto bienestar nos aporta al reconocer, disfrutar y compartir lo que ya tenemos y merecemos celebrar.
La felicidad que surge de nuestro interior te compromete a seguir manteniéndola si quieres que el éxito forme parte de tu existencia. Es difícil sentirse feliz y fracasado a la vez, aunque tener éxito y ser feliz puede, en ocasiones, resultar engañoso; resulta muy difícil "ser" feliz cuando uno no se "siente" feliz, puede ser que lo "seas" pero si no te "sientes" ¿de qué te sirve?. Por lo general las personas que persiguen la felicidad pueden estar confundiéndola con el éxito, y éste a su vez se le asocie con el dinero, de tal modo que su mente se establece mas o menos la siguiente fórmula:
Dinero Éxito=Felicidad
Como puede verse la Gratitud está fuera de la ecuación cuando precisamente es el factor catalizador imprescindible para conseguir que nuestra vida se mantenga asociada al contexto del Éxito. En tal presupuesto el proceso tendrías estas secuencias:
a) La Gratitud te hace sentir Feliz ? b) La Felicidad te ayuda a que tomes conciencia de tu Éxito ? c) y si te sientes triunfador ¿Cuánto tiempo tardará en presentarse oportunidades en tu vida para que el Dinero te llegue como valor añadido?.
Aunque la riqueza material puede ser considerablemente útil, rara vez constituye la causa única del éxito y la felicidad. Para ello hacen falta más cosas, como el  autoconocimiento que explaya nuestra experiencia de vivir, extiende nuestra sabiduría e incrementa nuestra capacidad de vivir de forma saludable y satisfactoria. En esto consiste nuestra mayor riqueza, y a nosotros nos corresponde aprender cómo descubrir nuestro "¡Ábrete Sésamo!" para acceder libremente a ella.


•    Desarrollar la sensibilidad. Por miedo a sufrir nos hemos encerrado en una muralla de insensibilidad, lo que, ciertamente, nos protege del sufrimiento pero también nos aísla del goce y de la satisfacción por estar vivos. Cuanto más alcancemos a  notar de la vida, más sabremos de ella y mejor vida tendremos a nuestra disposición. Desarrollar la sensibilidad permite no tanto percibir más, sino percibir mejor; no tanto amar más la vida, sino amarla mejor. No estamos hablando de cantidad, sino de calidad, sean cuales sean tus circunstancias, siempre puedes percibirlas y vivirlas mejor. En eso consiste la gratitud.
 
•    Pertenecer al Mundo. Cuantos más autodescubrimientos hagamos sobre nosotros mismos mayor será nuestro sentimiento de pertenecer, más comprenderemos el mundo que nos rodea, cómo funciona, y ,en consecuencia, más efectiva será nuestra capacidad de hacerlo funcionar mejor.

Dicho todo lo cual puede conducir a error pensar que la PNL hace que las personas sean emocionalmente más inteligentes, lamento desilusionar a quien piense así, pues lo cierto es que en el supuesto de que la PNL fuera una varita mágica, son las personas las que han de aprender a activarla para que se produzca la magia.

María A. Clavel Alvaro
L'Escola de Vida. Valencia - www.esocladevida.com  - https:// www.facebook.com/escoladevidapnl

Enviar email a un amigo con enlace a este artículo Last updated Wed, 14 May 2014 16:12:11 +0200



¡Estrenamos curso nuevo!

Una nueva etapa acaba de iniciarse con este nuevo curso 2014/15, y cuando se inicia un camino, a menudo puede resultar un gran reto de aprendizaje y mejora. Este curso, tal y como se inicia, hemos superado nuestras propias expectativas, en cuanto a los perfiles y calidad de nuestros alumnos  como a las estrategias de formación que estamos generando para seguir dando la calidad que deseamos. Y todo reto, supone salir de nuestra zona de confort.
Éste es uno de los inicio de cursos que tienen vida propia, que se van desarrollando en la medida en que cada uno de los participantes (incluidas las formadoras) vamos desplegando nuestros talentos en un proceso de autodescubrimiento del cual hacemos partícipes a los demás. Eso es lo más hermoso de esta tarea, una ya no sabe quién es el maestro y quién el alumno, disfrutamos igualmente de ambos roles en el proceso que nos permite evolucionar participando en él.
Un magnífico reto para cultivarse que pone a prueba todas las teorías, todo lo estudiado y vivido hasta el momento, y que impulsa a sumergirse en lo que está siendo  sin añorar lo que podría o debería ser.
Entendemos que así son los retos, señales que van indicando dónde y cómo podemos desarrollar nuestras habilidades, salvando las propias limitaciones, saliendo de la zona de confort e, incluso, bailar con las propias sombras. Uno solamente acepta ciertos retos cuando está preparado para solventar las consecuencias (otros retos venideros) después de haber resuelto los actuales, de lo contrario ni tan siquiera los ve, ni los percibe, ni tampoco despiertan interés alguno.
Puede que al leer esto te estés preguntando cómo se sabe si se está preparado para aceptar el reto de venir a formarte en PNL. Si buscas una respuesta intelectual pudiera ser que te resultara un tanto dificultoso, sería, tal vez, más ventajoso darte cuenta de algún detalle como pudiera ser, por ejemplo, cuando:
•    Evitas ocuparte de alguna parte de alguna de las áreas de tu vida, (profesional, pareja, familia, salud) porque te sientes mal solo de pensar en ello.
•    Te notas inquieto, con cierto desazón, que te impide disfrutar de todo lo bueno que tiene tu vida.
•    Piensas que no tienes nada bueno, por tanto te quejas continuamente.
A veces pensamos que al llegar a  este punto de desconcierto es porque somos  unos desafortunados, que no hemos hecho otra cosa que equivocarnos, cuando en realidad solo hemos llegado a una bifurcación del camino y el reto consiste en decidir por donde queremos continuar. Nada de lo vivido anteriormente cae en saco roto, todo es útil, de hecho es lo que te ha traído hasta aquí y ahora cuentas con la pujanza para decidir cómo querrías que fuera tu vida a partir de lo que decidas desde este momento, con las nuevas habilidades y recurso que vas a ir adquiriendo durante la formación.  
Hemos estrenado, pues, el nuevo curso con un magno conjunto de calidad de alumnos que confían en  nuestro "hacer", e intuimos que también en nuestro "ser"; por lo que, y con todo ello, no podemos menos que sentirnos agradecidas por un lado con aquellos  que empiezan su formación en PNL, con esa posible inquietud de no saber qué se van a encontrar, en el contenido, en el grupo de pertenencia, en ellos mismos y fuera;  y por otro, también, con los que habiendo empezado su andar en los meses anteriores, han decidido continuar avanzando al tiempo que profundizan desde otro nivel de formación con L'Escola de Vida®.
A todos ellos, gracias por confiar en nosotras, y sobre todo, nuestra más sincera enhorabuena por apostar por vosotros mismos.
¡Bienvenidos a la PNL, bienvenidos a L'Escola de Vida®!

María A. Clavel y Maria Máñez

Responsables docentes de L'Escola de Vida®.

Enviar email a un amigo con enlace a este artículo Last updated Wed, 29 Oct 2014 13:18:33 +0100



La importancia de empezar

Nada es si nada empieza y como dijo Pitágoras, el principio es la mitad del todo.

No obstante, a menudo nos cuesta empezar, dar ese paso más o menos decisivo, actuar y ver qué ocurre. (¡Ah, no! Tememos equivocarnos y "meter la pata")

Generalmente es por miedo, por miedo a lo desconocido, por miedo a fracasar (¿o a tener éxito?), por miedo a no estar a la "altura" de las circunstancias, por miedo a tener que asumir las consecuencias de nuestras decisiones, por miedo a lo que pensarán los demás de nosotros, ...

Dicen que lo contrario al amor no es el odio, si no el miedo. El amor nos empuja. El miedo nos frena. Nunca empezaríamos nada nuevo si pensáramos de antemano que no funcionará, o que nos llevará a la ruina. Por eso, empezar algo con un profundo sentir de confianza (incluso fe) es primordial para adentrarnos en la aventura de lo desconocido;  y sabernos manejar con la incertidumbre cuando lo único cierto puede ser que instante a instante, día a día, estamos construyendo nuestra propia vida.

Como decía, Virgia Satir, somos hoy consecuencia de nuestras decisiones de ayer.

 Hay decisiones que no nos resultan nada fáciles: dejar un trabajo seguro por otro más apasionante pero incierto, romper una relación de pareja, finiquitar una "amistad", o presentar al mundo un servicio o producto nuevo, nunca antes probado. Son decisiones en que nos arriesgamos posiblemente a muchos niveles: económico, social, de reputación profesional, o imagen personal, sin embargo si nos enfocamos en ellas y seguimos adelante con los ojos y la mente curiosos de un niño, en una actitud de "explorador" ... Zas! puede resultar de lo más divertido y enriquecedor.

Desde L'Escola de Vida (R) cada curso es un "Start" nuevo, una aventura en la que, sabiendo lo que estamos haciendo, siempre nos sorprende el impacto que ello causa. Porque trabajamos con personas ofreciendo experiencias de exploración, desarrollo personal y aprendizaje, y cada ser humano es único, con sus vivencias, su bagaje y sus experiencias y hacer que todo ello confluya con lo nuevos descubrimientos, a menudo puede ser una labor delicada. Sin embargo lo vivimos como continuas oportunidades de aprender nosotras también, de flexibilizar y observar con nuevos ojos, de hacer posible una formación de calidad apostando al 100% por nosotras, por nuestras colaboradores y por todos y cada uno de nuestros alumnos que han decidido empezar un curso nuevo con nosotras.

Es lo que tiene la aventura, que nunca sabes lo que te vas a encontrar y puedes ir jugando y respondiendo a lo que se va aconteciendo, tomando las riendas y gestionando la inceridumbre. Lo importante es creer en ti mismo y confíar en tus aliados para construir algo nuevo a partir de ahora y generar nuevas oportunidades para tu vida.

Y para ello, es importante, sobretodo, empezar.

¿Cuál va a ser tu primer paso?


Gracias por leerme.

Maria Máñez

Formadora y Socia Didacta de la AEPNL.

Enviar email a un amigo con enlace a este artículo Last updated Thu, 27 Nov 2014 12:59:11 +0100



PNL: Arriesgarse a ser uno mismo

Hay muchas personas que consideran que se “tienen poca autoestima” y cuando realmente se cuestionan qué es lo que pueden hacer al respecto, se encuentra con una pila de miedos y temores que, usualmente , corresponden más a la imagen que tiene de sí mismos que lo que en realidad son. Al sugerirles que se arriesguen a descubrirse a sí mismos, aquellos miedos y temores se magnifican convirtiéndose en auténtico terror al  preguntarse: "¿Y si lo que descubro no me gusta?".  

Aunque no necesariamente todo lo que se conoce se ama, suele ocurrir que lo que se ama se suele conocer, por lo que  se puede considerar que "tener poca autoestima" (amarse poco) es lo mismo que decir "no me conozco, no sé quién soy".

Recuerdo una historia que me contaron hace años, dice así:
"En tiempos no muy lejanos un espía fue capturado por el enemigo. El general enemigo tenía, no obstante,  fama de ser inteligente y compasivo con sus presos,  tenía por costumbre dar a escoger a los condenados entre ser ejecutados o pasar por la Puerta Negra. Cuando le preguntó al espía, este no podía imaginarse más que los posibles horrores que le pudieran estar esperando tras esa puerta misteriosa, por lo que escogió ser ejecutado, y el general se lo concedió, y dirigiéndose a su capitán dijo: ¡Cómo somos los seres humanos!, siempre nos inclinamos más por lo conocido que por lo desconocido, preferimos la seguridad de lo que va a pasar que el riesgo a explorar nuevas posibilidades.  El capitán se atrevió a preguntarle qué es lo que había detrás de la Puerta Negra, a lo que el general le respondió: la Libertad. Y suspirando apenado, se retiró."

 Es muy frecuente encontrar entre personas, especialmente eficaces en el desarrollo de sus actividades, a algunos que llegan a decir que se sienten cada vez más desmotivados, con un “vacío interior”, incluso, a veces, sufren estados de ansiedad o estados de desánimo de forma recurrente. Al explorar someramente sobre la naturaleza de tales comportamientos, es bastante común encontrar que son personas que, en este momento de su vida, se están manejando en la dualidad que supone mantenerse en la “seguridad” de lo conocido, lo habitual, que lo oprime y lo limita, y el deseo de explorar cosas nuevas, que les provoca cierta inquietud, incluso ansiedad.

Más allá de lo que esto pudiera ser calificada de un proceder caprichoso, fruto de la  insatisfacción de quien todo lo tiene, es mucho más constructivo considerarlo como un proceso genuino que  sitúa a las personas en la incomodidad de querer aprender algo nuevo y diferente, de salir de la rutina (que ya se controla por la fuerza de la costumbre) y ampliar el círculo de influencia, de asumir riesgos para alcanzar un objetivo subrepticio, oculto en el inconsciente, que consiste en demostrarse a uno mismo que puede conseguirlo, y experimentar hasta qué punto uno está obteniendo lo que obtiene en virtud de lo que cree ser y hasta dónde llegaría si supiera quién realmente es. Luchar contra esa tendencia (de autodescubrimiento) es lastimarse, ir contra la propia naturaleza que te incita a alimentar ese afán de superación que todos poseemos, pues estos cambios de estado son las evidencias de que nos conviene reinventarnos, el mundo está en continuo cambio y aquél que se empecina en que lo ha de hacer a su propio acomodo se lo está poniendo muy difícil a sí mismo.

La vida nos empuja a tomar decisiones y no siempre la más fácil es la más conveniente; decisiones que están condicionadas, de alguna manera, por el concepto que tenemos de nosotros mismos y por el hecho de sentirnos merecedores de algo mejor de lo que estamos viviendo. ¿Qué estamos dispuestos a hacer para conseguirlo?. Si te quedas dónde estás ya sabes lo que estás perpetuando (insatisfacción) que te puede llevar a la desmotivación e indolencia, al menos la Puerta Negra te da la oportunidad de reactivarte y vivir la aventura de encontrar nuevas opciones que le den un nuevo significado a tu vida. Visto así, se me ocurre que si no sería más conveniente dejar el miedo a lo desconocido y plantearse muy seriamente que, puestos a temer algo, no fuera más ventajoso temer, paradójicamente,  a lo conocido.

Vamos construyendo nuestra vida basándonos en las elecciones que continuamente vamos haciendo , tomando decisiones sin cesar porque, fundamentalmente ,ni podemos tenerlo todo ni podríamos resistirlo, por lo que hemos de estar dispuestos y disponibles para comprender que cada elección supone una renuncia, y que cada decisión solicita pagar un precio, así, por ejemplo la incertidumbre es el precio que has de pagar por encontrar alternativas que te lleven a tu autodescubrimiento y, por consiguiente, a elevar tu autoestima. Lo importante es tomar conciencia y saber a qué renuncias por lo que eliges y qué precio pagas por lo que obtienes.

Los Cursos de Formación en  Programación Neurolingüística (PNL) que te ofrecemos, te brindan la posibilidad de desarrollar un plan de aprendizaje para conseguir llevar a término la gran tarea de tu vida: Saber lo que quieres y cómo conseguirlo para ser feliz. Tú mism@

María A. Clavel
Formadora y Directora de L'Escola de Vida.
Socia Didacta de la AEPNL

Enviar email a un amigo con enlace a este artículo Last updated Wed, 18 Dec 2013 13:57:58 +0100



De la CREATIVIDAD. 2ª Parte

escola de vida¿Cómo gestionamos la creatividad? ¿Cuánta creatividad hay en el recordar? 
¿Y en el imaginar?
 

En esta segunda parte del curso de El Arte y la Ciencia de la Creatividad, impartido por John McWhirter en Valenciahttp://elarteylacienciadelacreatividad.com/,   han emergido, entre muchas otras, este tipo de preguntas que nos invitan a investigar y darnos cuenta sobre nuestro propio proceder natural a  la hora de pensar creativamente, buscar alternativas, relacionar y conectar.


“Crear no es meramente recordar o imaginar, hay que volver real algo que hemos recordado o imaginado, previamente. También tiene que ver con realizar” (John McWhirter)


Crear va mucho más allá que “tener una idea”, también es conseguir realizar algo que abra posibilidades, que sea útil, que genere opciones para seguir desarrollándonos como seres humanos. ¿Qué pasa cuando no contamos con los recursos necesarios? Darnos cuenta de ello y empezar a crearlos. ¿Cómo? Practicando, aprendiendo, investigando para desarrollar nuevas habilidades y obtener aquellos recursos que necesitamos, bien sean físicos, mentales, emocionales, económicos. Y, así, generar estrategias para contribuir a que el mundo sea un lugar mejor.
Uno de los procesos que me ha resultado de gran interés es el de segmentar hacia algo más grande o hacia algo más concreto para relacionar las partes en el todo y además, ese todo con un todo más grande. Mi experiencia ha sido muy enriquecedora, en cuanto me he dado cuenta que a medida que detectaba los detalles en un todo y volvía a observar ese todo en su totalidad mi percepción ya había cambiado, este todo era un todo mucho más rico en matices, mucho más completo, mucho más sistémico que el mismo observado antes de fijarme en los detalles que lo componen. Y esto me invita a pensar cuán importante es la observación en un proceso creativo, bien sea científico, bien sea artístico. La observación nos invita a relacionar cosas aparentemente inconexas, a relacionar diferentes observaciones con nuestra propia experiencia vivencial, a recordar y conectar con otros aprendizajes y descubrimientos para poder crear algo más grande desde ahí e ir más allá de la mera observación, hacer algo al respecto y aportar algo que no estaba antes en el mundo.


“Cada vez que identificas algo como algo único lo estás separando del resto de universo” (John McWhirter)


¿Y  qué pasa con nuestras experiencias pasadas? ¿Cómo las recordamos? Ante una experiencia negativa tendemos a separarla del pasado y del futuro, a aislarla de una situación mucho más amplia en el tiempo, a fragmentarla y a apartarla de un todo más grande. Si la englobamos dentro de un todo al que pertenece, con un antes y un después y tomamos consciencia de lo que aprendimos de aquello (cómo pudimos salir, y de cómo emergió algo positivo y útil de todo ello), aprendemos a contemplar el mundo y nuestra interacción con él desde unos nuevos ojos, tomando cada experiencia como algo que contribuye a nuestro aprendizaje, desarrollo y evolución. Se trata de hacer algo creativo con aquello que nos ocurre, aunque la experiencia no sea deseada ni agradable… ¿Y a partir de ahí, qué? ¿Qué voy a hacer? ¿Cómo lo puedo hacer? ¿Cómo lo puedo utilizar de manera creativa para hacer algo positivo y útil de esa experiencia? ¿Y eso, como me relaciona con el mundo?


“El significado es lo que conectamos con el mundo” (John McWhirter)


Encontrar significado a aquello que nos ocurre ya contribuye a nuestro despertar creativo. ¿Qué significado tiene para mí haber pasado por esta experiencia?  ¿Qué significa eso para mí? ¿Qué sentido le doy a lo que me ocurre? ¿Cómo de creativamente reacciono a ello y lo vivo? Y ponernos a crear significados que nos abran posibilidades, que nos brinden oportunidades, que sean más útiles y positivos para nosotros mismos y para el mundo.


 “Crear tiene que ver con adentrarse a lo desconocido sin tener el valor de lo seguro, de la experiencia pasada, de lo ya vivido y recorrido” (John McWhirter)


De alguna manera, supone arriesgarnos, salir de nuestra zona de confort, supone indagar, supone cometer errores, y aprender de nuevo. 
Lo que más me gusta de John son las magnificas y poderosas preguntas que plantea en el proceso de formación en creatividad (que es donde lo he conocido) me hacen mucho que pensar y reflexionar… contribuyen a mi “darme cuenta”… ¡me inspiran!
¿Qué nuevo aprendizaje podrías hacer atendiendo esto de forma diferente?

 

Enviar email a un amigo con enlace a este artículo Last updated Mon, 13 Jan 2014 13:05:45 +0100